Sonia Vivas propone al negro del Whatsapp para el Nobel de la Paz

La política y activista asegura que si los micropenes son violentos, los grandes genitales masculinos deben ser propuestos para el premio Noble de la Paz.

Sonia Vivas
La política y activista ha sorprendido a propios y a extraños con sus declaraciones.

La número 2 en la lista de Podemos para el Ayuntamiento de Palma en las elecciones de 2019, Sonia Vivas propone al negro del Whatsapp para el Nobel de la Paz.

Así se ha querido desmarcar la activista muy activa en las redes sociales de la polvareda que ha levantado con sus declaraciones.

La concejal de Podemos, justificaba su afirmación en la red social asegurando que los hombres con penes pequeños son más agresivos debido a que «el mandato patriarcal valora mucho el tamaño de los genitales masculinos.

La concejal de Justicia Social, Feminismo y LGTBI del Ayuntamiento de PalmaSonia Vivas, ha asegurado este lunes que “los hombres con penes más pequeños suelen ser más beligerantes”.

De eso se desprende que cuando mayor es el miembro viril de los hombres mas pacíficos serán, asi que aquí paz y después gloria.

La política de la Vall d´Hebrón ha pedido pues que ni Biden ni la niña esa Thunberg ni nada, el Premio Nobel de este año debe recaer en el negro del Whatsapp.

NUESTROS PRIMATES COLABORADORES VIAJAN A LAS ISLAS BALEARES PARA ENTREVISTAR A SONIA VIVAS:

Nuestros primates colaboradores acuden raudos, ebrios y pizpiretos a las hermosas Islas Baleares para recabar más información sobre el particular.

No tardan en encontrar a Sonia Vivas que amablemente les abre las puertas de su casa para explicarles todo este lío que se ha montado.

Sólo queremos saber porque Sonia Vivas propone al negro del Whatsapp para el Nobel de la Paz, cosa que nos descoloca.

A nosotros y a todo el mundo mundial.

La activista se muestra muy afable y nos lo explica en dos frases.

«Vamos a ver monitos, si he dicho que los que tienen el pene pequeño son muy violentos, pues los que lo tengan grande serán la hostia de pacíficos, ¿no?», nos espeta la concejal.

«¿O es que no os enteráis de nada?, la cosa está muy clara, ¿queréis un poco de ensaimada?», intenta limar asperezas la catalana.

Le decimos que no, que mejor unas birras o unos chupitos de ron, y la mujer accede amablemente a contentarnos.

Y así acaba nuestro periplo por las Baleares, divertidos como siempre volvemos a nuestra redacción.

Desde Paren las rotativas, les seguiremos informando de todas las novedades que acaezcan a lo largo y ancho del orbe.