Una señora de Burgos abronca a Sánchez por no hacer bien la compra

Una señora de burgos, iracunda ella, le pega una bronca de órdago al Presidente Sánchez por no haber previsto bien la compra de material sanitario.

Pedro Sánchez
El Presidente del Gobierno recibe la bulla de la señora con cara de circunstancias. EFE/ Luca Piergiovanni

Una señora de Burgos, que sólo nos ha querido facilitar su nombre de pila, Josefa, ha llamado al Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez-Castejón para pegarle un bronca de órdago por no saber comprar material sanitaria para luchar contra esta terrible pandemia y haber sido estafado por una empresa china.

Nuestros primates colaboradores se han desplazado raudos y veloces a la capital burgalesa para entrevistarse con la mujer en cuestión que nos ha recibido en su casa en un popular barrio burgalés.

«Hombre, monos periodistas, no me lo esperaba, os explico, he llamado al Presidente y le echado una bronca de órdago, como las que pego a mi marido. Le he dicho que tiene que coger un carrito, ir a China y cargar, como hace mi señor esposo. No se puede comprar asi al tuntún, necesitas una lista y todo eso», nos explica Josefa ante los asentimientos de su marido.

«Si fuese por mi, y me he ofrecido voluntaria, ya estaría todo solucionado, pero Pedro Sánchez no me deja, es un hombre pertinaz como la sequía», nos cuenta la burgalesa.

«¡No se puede jugar así con la salud de las personas hombre!, estoy muy disgustada y algo alterada por este asunto, y me he tenido que tomar tranquilizantes porque entre esto y el encierro estoy que me subo por las paredes», concluye Josefa terriblemente enfadada.

El marido de la burgalesa entra en acción desde el sofá del comedor: «Yo creo que Pedro Sánchez falla, si delega este trabajo a mi señora esposa, ésta lo soluciona en un santiamén, ¡menuda es la Josefa!, vocifera el hombre, que por su tono de voz parece que padece algo de sordera.

Desde Paren las rotativas, como siempre al pie del cañón, les seguiremos informando de todas las novedades que acaezcan a lo largo y ancho del orbe.