Se hace el test del Covid-19 del gobierno y le toca un chalet en Torrevieja

Una mujer de Santander se hace la prueba del Covid-19 con uno de los test defectuosos que compró el gobierno en China y se lleva una sorpresa.

Test Covid-19
La mujer se llevó una sorpresa monumental cuando vio que le había tocado un chalet en Torrevieja.

Una señora de Santander, cántabra ella, se hizo un test de esos que el Gobierno Español compró a una empresa china sin licencia y le ha tocado un chalet en Torrevieja (Alicante).

La mujer se llevó una sorpresa mayúscula e inmediatamente llamó a su marido, que se encontraba en la habitación contigua para comunicarle la buena nueva.

Nuestros primates colaboradores, que aprovechan cualquier ocasión para saltarse el confinamiento, se dirigieron, raudos, veloces, gráciles y pizpiretos hacia tierras cántabras para entrevistar a la afortunada santanderina.

«El otro día conseguí un test de esos que compró el Gobierno Español a los chinos, pero a los chinos de china, no a los chinos del bazar de la esquina, que además esta cerrado y al hacerme la prueba me tocó un chalet en Torrevieja (Alicante), ¡como en el programa «1,2,3», oiga!», exclama la cantabra dando un respingo.

Su marido nos mirá a una distancia prudencial meneando la cabeza como diciendo que no se fía nada de ese premio, que aquí hay algo que no cuadra.

«Quiero ese chalet o chalé, porque he mirado en el diccionario de la RAE y ambas formas estan aceptadas, cuanto antes, aunque no podamos viajar ahora debido al confinamiento, no quiero que se retrase eso, porque le puede tocar a otra persona y entonces adiós premio», prosigue la mujer con un mohín de preocupación en su rostro.

«Ahora mismo intentaré ponerme en contacto con el gobierno o con quien sea que tenga que hablar para que me den mi casa ya.», concluye la cántabra dando un sonoro puñetazo en la mesa.

Desde Paren las rotativas, como siempre al pie del cañón, les seguiremos informando de todas las novedades que acaezcan a lo largo y ancho del orbe.