Una madrileña avisa a su pareja que los partidos en casa se jugarán a piernas cerradas

El matrimonio residente en Moratalaz corre el riesgo de sufrir una crisis conyugal si no se desface este entuerto de inmediato y de forma clara.

Matrimonio
La pareja corre el riesgo de sufrir graves consecuencias por el puto Coronavirus.

Una mocita madrileña siempre alegre y risueña, y de cuyo nombre no queremos acordarnos, ha deprimido a su marido que a partir de hoy mismo y hasta que se controle la epidemia del Coronavirus, los partidos en la cama por la noche se jugaran a piernas cerradas.

La noticia ha sido un mazazo para el marido que insiste en que él no tiene ninguna culpa y que no tiene porqué sufrir estas consecuencias conyugales.

Nuestros primates colaboradores han acudido al rescate de este pobre madrileño visitándolo en su domicilio en el barrio de Moratalaz para averiguar mas detalles sobre el particular.

Llegamos y nos recibe la pareja, cogida de la mano y en aparente calma, hasta que la mujer nos cuenta que con el peligro este de la epidemia, ha decidido dejar en cuarentena sexual a su marido, hasta que se aclare todo este entuerto.

El marido, evidentemente no está de acuerdo y nos ofrece unos chupitos de DYC para que nos pongamos de su parte, pero lo único que hacemos es ponernos ciegos y pasar de la entrevista completamente.

La dirección de Paren las rotativas quiere pedir disculpas a esta pareja que nos abrió gentilmente la puerta de su domicilio y a la que hemos hecho un feo, pero cuando se trabaja con monos, nunca sabes por donde te va a salir el tiro.

Deseamos suerte al hombre y que la mujer cambie de opiníon para la perfecta armonia de este matrimonio madrileño.