Puigdemont quiere abrir una churrería en Waterloo

El ex Presidente de la Generalitat quiere abrir una churrería en algún barrio de Waterloo para que sus fieles le vayan a ver más asiduamente.

Churrería
Tras el éxito de los churros de Perpignan, Puigdemont ha decidido abrir una churrería en waterloo para que le vayan a ver.

El ex Presidente de la Generalitat y actual eurodiputado del Parlamento Europeo, Carles Puigdemont, ha decidido abrir un negocio para vender churros al lado de su mansión de Waterloo. La intención del político es que le vayan a visitar mas asiduamente las masas tras el rotundo éxito que tuvieron ayer los churros «especialidad española» de Perpignan.

«Así me lo han aconsejado mis allegados, hasta Quim Torra me ha llamado desde su despacho para animarme a emprender un negocio, que además de recaudar fondos para la independencia, hará que las masas vengan a verme como ocurrió el 29 de febrero en la localidad de Perpignan (Occitania).», nos explica Carles Puigdemont mientras se peina un montón.

«Sólo tengo que pensar la ubicación del negocio, en este barrio donde vivo la gente es muy estirada y no creo que tenga mucho éxito, además las masas no caben, por lo que buscaremos algún barrio popular de Waterloo con grandes parques para hacer churromanifestaciones. Sí esta palabra me la acabo de inventar, monos arrogantes, ¿algún problema?», prosigue el de Amer.

«Yo creo que para Semana Santa puede haber otra gran peregrinación de fieles hasta mi casa, y si monto una churrería como Dios manda, es que lo voy a petar, monos, lo voy a petar», concluye el ex alcalde gerundense con brillo en los ojos y flequillo al viento.

Desde Paren las rotativas, como siempre al pie del cañón, les seguiremos informando de todas las novedades que acaezcan a lo largo y ancho del orbe.