Torra pasa del Supremo y pide que le juzguen «Las Supremas de Móstoles»

El Muy Honorable Presidente de la Generalitat ha pedido que se anule la sentencia del Tribunal Supremo y que a partir de ahora le juzguen Las Supremas de Móstoles.

Las Supremas de Móstoles
Las Supremas de Móstoles en su máximo esplendor, nos alegra ver así de contentas.

El todavía Muy Honorable Presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Torra i Plà, sigue su peculiar cruzada contra el Tribunal Supremo (TS) antes de ser inhabilitado y nos ha citado en Palau para explicarnos que prefiere que le juzguen Las Supremas de Móstoles, que el mismísimo Tribunal Supremo.

El de Blanes, nos ha recibido en su despacho del Palau de la Generalitat, con una mesa llena de botellas de ratafía. Ofrece el licor a nuestros primates colaboradores, que no dudan en dar buena cuenta de tan alcohólico ofrecimiento.

Una vez en confianza, empezamos a escuchar una tonadilla conocida: «Eres un enfermo, eres un enfermo, eres un enfermo, de la inhabilitación»

Cosa que sorprende a propios y a extraños, ya que desconocíamos que el President Torra fuera fan de la las Supremas de Móstoles, cosa que nos aclara de inmediato.

«Yo soy muy fan de estas señoras, mi señora también es fan de estas mozas, que aunque hace años que no estén de moda, en mi casa nunca han perdido su lugar preponderante, y después del palo que me he llevado con la inhabilitación del Tribunal Supremo, espero que esta música amanse a las fieras, como vosotros, monos de mierda», prosigue Torra.

«Así que desde aquí, hago un llamamiento a que se anule la sentencia del Tribunal Supremo y me juzguen a partir de ahora Las Supremas de Móstoles«, nos explica muy serio Quim.

«Tenéis exactamente 10 segundos para salir del Palau de la Generalitat, si no llamo a Iceta y montamos aquí una rave», concluye el señor de todas las ratafías, al ver a nuestros primates redactores insistir sobre el particular.

Nuestros primates colaboradores de Paren las rotativas, más que nunca al pie del cañón, contentos de que el Muy Honorable President de la Generalitat les invite a ratafía, pero también preocupados por la salud mental del sujeto, pero contentos, ya que una borrachera gratis no se consigue cada día.