Nombran liberado sindical a un parado de Vigo tras chupar la cabeza de 9 gambas

El parado vigués recibió durante la cena de Nochebuena la mejor noticia de su vida, y todo por chupar la cabeza de unos deliciosos crustáceos.

Liberado Sindical
El parado vigués fue nombrado ipso facto liberado sindical por las altas esferas del poder.

Ocurrió la noche del 24 de diciembre, la Nochebuena fue realmente buena para Eustaquio F., un padre de familia que se encontraba en el paro con 5 bocas que alimentar y sólo un 5 en la quiniela. Eustaquio atacó el vino blanco como si no hubiera un mañana y empezó a comer gambas, chupando la cabeza a todos los crustáceos. Minutos después recibió una importante llamada desde las altas esferas del poder donde le nombraban liberado sindical.

Eustaquio, que ya antes del vino blanco ya se había arreado 7 birras, se creyó en un principio que se trataba una broma de su cuñado y lo mando al carallo, pero tras la insistencia de la secretaria, solo pudo agradecer el gesto y seguir festejando la Nochebuena con su numerosa familia.

El parado vigués siguió chupando la cabeza de todas las gambas, langostinos y todo bicho del mar que vio por la mesa para ver si así le ascendían a presidente de algún sindicato o incluso a Presidente del Gobierno del Reino de España.

Poco antes de los postres, recibió otra llamada de la misma secretaria de las altas esferas del poder, y le dijo que no se esforzara más y que empezaría su nuevo trabajo el 2 de enero, y que por favor se presentara sobrio y con corbata para la entrevista, aunque el puesto ya estaba decidido, la entrevista era un mero trámite.

Eustaquio apuró las botella de Anís del Mono, la familia entonó villancicos varios y todo acabó perfectamente en el seno de una familia gallega.

Desde Paren las rotativas, como siempre al pie del cañón, les seguiremos informando de todas las novedades que acaezcan a lo largo y ancho del orbe.