Puigdemont pide una sentencia para él para no perder popularidad

Carles Puigdemont
El ex alcalde gerundense pide penas, pero no muchas.

El ex presidente de la Generalitat y ahora no se sabe muy bien que carajo es, ha pedido desde su casoplón de Waterloo una sentencia dura y ejemplarizante para no perder popularidad entre sus fieles más acérrimos.

El de Amer se ha mostrado muy compungido y muy solidario con sus compañeros encarcelados tras la sentencia de hoy, pero también se ha mostrado un poco envidioso ya que según él, le están quitando protagonismo.

«Toda mi solidaridad con los compañeros pringados que decidieron dar la cara y afrontar los hechos como hombres de verdad (y mujeres), no como yo, que huí como alma que lleva el diablo después de liarla parda hace dos años, pero yo también pido una sentencia dura, muy dura, aunque no la cumpla, sólo así de cara a la galería, para que mis fieles me sigan pagando los mejillones y las birras en Bélgica», ha afirmado con un gesto serio y un pelo alborotado.

«Quiero mi sentencia, que el mundo entero se entere de que lo estoy pasando muy mal, y que el exilio es mucho más duro que la prisión», ha proseguido el ex alcalde gerundense.

«A ver si me explico, quiero cárcel, pero que no me metan en la cárcel, es una cosa así de complicada, pero lo necesito para que la gente me siga financiando mi tren de vida», ha concluido Carles Puigdemont

Desde Paren las rotativas como siempre al pie del cañón, les seguiremos informando de todas las novedades más bizarras que acaezcan a lo largo y ancho del orbe.