Cuarto Milenio analizará el caso del oprimido que vive en una mansión

El equipo de Cuarto Milenio notó la presencia de un ser antropomorfo, masculino, de mediana edad y con los pelos locos. No halló mas pruebas de actividad paranormal, solo a un hombre que asegura estar oprimido por el Estado Español.

Carles Puigdemont
Paloma Navarrete, péndulo en mano, desentrañó los misterios del caso del oprimido que vive a cuerpo de Rey.

El exitoso programa Cuarto Milenio ha decidido dedicar esta noche un apartado para analizar la situación de un extraño ser antropomorfo que dice estar oprimido, pero que vive en una mansión de Waterloo (Bélgica) y se pavonea por toda Europa viajando y anunciando su supuesta opresión a todo el que se le cruce por el camino.

Cuarto Milenio, programa en el que se tratan los más apasionantes temas relacionados con el mundo de lo desconocido: ufología, parapsicología, demonología, criminología y ocultismo y dirigido y presentado por el gran comunicador Iker Jiménez ha desplazado a su equipo para intentar desentrañar y descifrar este extraño tipo de «opresión».

Nuestros primates colaboradores, como no, se han infiltrado en el equipo de Cuarto Milenio, para contaros de primera mano todo lo que allí sucede. Paren las rotativas no quiso perderse la investigación llevada a cabo por Paloma Navarrete.

La experta y veterana sensitiva, encabezaba la comitiva milenaria, como siempre, no tenia ni idea de donde la llevaban ni que era exactamente lo que pasaba en esa mansión.

Péndulo en mano, la comitiva se adentró en la mansión de Carles Puigdemont, aprovechando que éste estaba comiendo mejillones en Bruselas y enseguida se dio cuenta de que allí veía algo raro.

«Veo a un oprimido rico, esta allí, en la esquina, detrás de las cortinas, al ver que no somos la Guardia Civil se ha relajado», ha iniciado a percibir Paloma.

«Huele a ratafía y a espetec, el hombre de mediana edad me dice vete, vete de aquí, o dadme pasta para poder seguir viviendo como un Rey. Lleva un pijama con una estelada y esta muy despeinado, se le nota un cierto grado de estupor en la cara, pero no es un espectro del pasado, es una persona que está actualmente viva, probablemente comiendo mejillones o un ternasco», ha proseguido la sensitiva.

«No veo mas actividad paranormal en esta casa, sólo a un tío con un extraño peinado y que dice estar oprimido por el Estado Español», ha concluido Paloma.