Caos en la primera reunión del club de menopaúsicas por la falta de reglas

La primera asamblea del Club de Menopaúsicas ha acabado como el rosario de la aurora. Nadie ha sido capaz de poner orden ante la ausencia de reglas. La presidenta está avergonzada.

Caos en la primera reunión del club de menopaúsicas por la falta de reglas
El local donde se celebraba el evento quedó completamente destrozado.

Nos desplazamos hasta Bilbao para informarnos sobre un caso que ha levantado bastante polvareda en la capital vizcaína. Nos llaman alarmados desde un centro cívico de un barrio de Bilbao. Una asamblea de mujeres menopaúsicas ha destrozado su local y ahora nadie quiere hacerse cargo. Visitamos el local, y la visión era apocalíptica, sillas por el suelo, ventanas rotas, graffitis en las paredes.

Al parecer, la reunión de menopaúsicas acabó como el rosario de la aurora por la falta de reglas. Nos reunimos en una céntrica cafetería con la presidenta del Club de Menopaúsicas, quien, cariacontecida, pide disculpas por lo ocurrido: «Nos faltó previsión, una asamblea sin reglas puede acabar mal, de hecho lo mas normal es que si no hay reglas todo acabe muy mal», afirma Marisa De las Heras Uriarte-Oñate. «Al principio todo empezó de broma, una colleja por aquí, un txacolí en la cabeza por allá, pero la cosa se fue desmadrando ante la falta de reglas y allí se lió la III Guerra Mundial»

«Nuestra intención es hacer una colecta para pagar los destrozos causados, la verdad es que estoy muy avergonzada de todo lo que ha pasado, por eso queremos pagar los desperfecto de la sala. Ellos no tienen ninguna culpa». A la pregunta de si se volverá a celebrar una segunda reunión, Marisa ha dicho que ni hablar, «al menos mientras yo sea la presidenta».